Organismo Imantado

Narrador de esta virtual aventura de la disidencia activa. Trabado a un péndulo caprichoso, oscilo con más pena que gloria entre el deber y el espanto. Hipócrita, danzarín y andariego, compro mi redención intelectual alzándome en un virus mordaz que, inoculado en la doctrina académica, la inmunize de su debilidad dogmática.

El Carmesí Centrífugo

Literato incombustible, hombre de leyes y palabras; talentosa mentalidad multidisciplinar. De vocación, orientado al esoterismo y la taumaturgia; de resignación, todo un exponente del ideal de vida humanística. Para muchos, el espíritu del mismísimo pájaro dionisíaco encerrado en un cuerpo burgués. Muchos hombres penden en su libertad de su criterio...

El Caballero Oscuro

Mente insurrecta dual: Durante el día un atemperado funcionario, flemático amante de la conversación y las pasiones amables; de noche cambia en un descarado hacedor de prosa y verso descamisados. Formula su crítica política a través del impacto estético. De una literatura rabiosamente sincera que fuerza a posicionamientos extremos. Superviviente de dos exorcismos exitosos.

El Efecto Bambú

Erotismo transfigurado en la persona de un atleta del sentimiento. Contorneado su juicio en innumerables disputas dialécticas encarnizadas, fue arrastrado a abrazar el estatuto del cinismo. Sostenedor del peso dramatico de la revista, mordió el fruto del arbol de la música, al precio de la sensibilidad para los placeres triviales. Figura en la lista negra de no pocas tascas de mala muerte.

El niño Burbuja

Experimento fallido de intentar conjugar una educación integrista y una socialización farisaica; una genuina anomalía pragmática y un ser disfuncional del éxito social: Esta aberración contemporánea reune todos los caracteres de un perfil combativo. Su aspecto exterior está inmutable desde que salió de Matrix; su interior sólo aumenta en clamor de venganza.

El Dios Varuna

Amante pródigo de una musa exigente; tenaz soñador indómito de universos líricos indecentes. Anudó su carne al mástil de la conciencia crítica, para desnudar sin miedo el espíritu al canto de las sirenas. Su estatuto es el vívido sortilegio de un trance narcótico, matizado del beso absoluto de los carismas superiores. Su irresistible grosería le ha granjeado incontables escándalos de paternidad...

Carlos V

Acreedor inconsolable de mil deudas de honor en impago; despechado galán de un tablero de juego ingrato. Puede su ánimo encarar por siempre sin vacilar tu desprecio, pero el beneficio de su atención valdrá el sólo precio de un trazo de respeto. Genio burlón, devolverá tribulaciones a un acceso de entusiasmo, al tiempo que filtra esperanza de un chorro de misantropía.

El Valle de Josafat

Susurro sedicioso sostenido en el sentido suspiro de una sibila siniestra; peregrino pagano, herético inquisidor, y, como España, feroz, dulce, solemne, demencial, trágico, entusiasta, despechado y castizo... Aún ahora, cuando honda, la ebriedad me acerca al recuerdo, palpitante, la nostalgia de su murmullo: "Que las naciones sean despertadas y suban al valle de Josafat; porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor"

Stem Lady

Resulta risueña de robarle rubor a la risa de la revancha; rastro rutilante de una racha de rabia a ratos. Reducto vivo último del sentido musical canallesco, prefirió ser amazona que ateniense obediente. Irradie en quienes apartan de sí la tibieza de las inercias su tenaz resistencia a vulgares perspectivas; célula madre, los mediocres amenazan disolvernos en moda, expande tu genoma de insurrección, ¡multiplícate!

Juana "La Loca"

Redentor de meretrices, alegoría enfática de la diatriba, invocador augusto de la insania, sostenedor forzoso de la corona maldita. Surcó cual Fausto la espiral descendente autodestructiva; pero no hubo grillo, ni atadura moral, que pudiera domeñar la expansiva vivacidad fluctuante de su carisma. Nihilista del nihilismo, profesa la nada con la determinación de un empeño absoluto.

Kao Ling

Diseñador de blasfemias en paro; inocuo frasco de inestable nitroglicerina sentimental. Dignaos, vosotros, atestiguar la insólita circularidad que gobierna este converso egregio del ocultismo, que, cantarín, vive, micciona, y ama, concupiscente del arte; artista de la grosería; grosero de la complacencia; complaciente de la llaneza; llano de la soberbia; soberbio de la humildad; y humilde de la concupiscencia.

Gafotas Nocturno

Iconoclasta fecundo, pavor de los inverecundos; descomedido rotundo cuando abate nauseabundos, pero estricto tremebundo cuando egregio furibundo. Vigilante diletante de un estudio soterrado, donde sienten tener casa los prosaicos y malvados; coactivo de insolencias, paciente de reproches, placiente hasta el derroche si te abstraes de la impudencia.

Error 88823

Eventualidad contingente de un curso de acción probable resultante de un encadenamiento causal entrelazado de interposiciones conjeturales dispuestas arbitrariamente en un esquema secuencial fortuito programado a subsanar sin éxito el cómputo regresivo de una relación conmutable en intervalos relativos al interín mínimo comprendido en una configuración sin formato.

Donde Nuñez encontró Balboas

Pedazo de carne tocado en la fibra de la inspiración por las proezas sutiles; arrecia con cada sorbo de alcohol y de protocolo, clamoroso, sórdido, hedonista, triunfal, clamitoso... No daña mucho el nombre del singular decoro, sí, un poco.

El Arquitecto

Denodado Estímulo al Silente Pasmo de la Irrisión Ebria de Rebeldía; Tiránico Enemigo del Espurio Sueño, Placiente, Atemporal, y Ñudoso, del Albedrío.