El Ideograma

Escrito por el 25-7-2012 en Literatura de Combate

Historia de la Escritura 4.

 

Es feliz el que armoniza su manera de proceder con la condición de los tiempos, y por el contrario es desgraciado quien se separa con sus acciones de los tiempos y del orden de las cosas

Maquiavelo

El vestigio de lengua escrita que más evidencia su naturaleza deudora de la filosofía del mito es el ideograma. He aquí el intento de contener en una imagen un símbolo, del modo como se contiene un fantasma en una tinaja. El ideograma encarna la brillantez de hacer una suerte de dramatismo de realidad, de codificación del universo cognoscible, y de una subsecuente representación casi cinematográfica de lo que quiera se desee expresar.

Su primitivismo y su inocencia son lo más fascinante de estos signos, toda vez que responden a la voluntad de traer al más acá el etéreo mundo de las ideas; de algún modo sugiere que cabe experimentar una genuina unidad con el universo. La sucesión ordenada de ideas imprimía una cadencia muy visual y descriptiva al relato, de tal modo, que ideograma a ideograma la escritura configuraba una acción matizada ya de un ritmo trepidante, solemne, dinamicísimo, y épico.

Un elemento sobresaliente del ideograma es su dimensión cognitiva, esto es, sus implicaciones en el modo como se piensa. Sería difícil aventurar qué precedió a qué, pero una cultura basada en esta escritura debía ser muy seguramente proclive a la yuxtaposición de ideas de un modo profundamente acelerado y frenético, dado que responde a un hilo mental compuesto de ideas sueltas, que concurren, agolpándose ávidas de una posición en la cadena. No hay espacio a la cohesión ni a operar de un modo literario discursivo donde cada trazo sugiera el siguiente y todo transcurra casi como dejándose a la corriente. Todo en el ideograma es más atropellado, más premioso, y salpicado de rotundidad forzada; más, pudiéramos decir, agresivo, esto es, carente de filtros, inocente, natural, ingenuo.

Deduzcamos de lo anterior el retrato psicológico de los usuarios de estos grafismos para descubrir a literatos debutantes, en el primer escalón aún del ascenso a la abstracción intelectual. Los contemporáneos del ideograma no habían hecho más que empezar a paladear el fruto del árbol de la ciencia, aprendices aún de la transgresión.¿Dónde debemos rastrear la huella del cambio a nuestros días? ¿ Cuál es la condición de la distancia con nuestro tiempo?

Niño Burbuja

No Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Ideograma | Raritos | Los límites del lenguaje. | Scoop.it - [...] El vestigio de lengua escrita que más evidencia su naturaleza deudora de la filosofía del mito es el ideograma.…

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *