Las Tertulias Deportivas (I)

Escrito por el 10-7-2012 en Periodismo de Provocación

YO LO VEO ASI

Cada día abundan más  las tertulias sobre temas deportivos. En los medios escritos, en la radio y en la televisión. Parece que tienen una gran audiencia y aceptación a juzgar por la  proliferación de las mismas.

A fuer de sincero, he de reconocer que los acontecimientos deportivos se prestan mucho para el intercambio de opiniones. Sin embargo, es posible que no sea suficiente con el interés y la pasión que despiertan algunos temas más o menos controvertidos. Habrá que hacer lo necesario para que la audiencia lo escuche, lo pueda entender, lo pueda seguir con agrado y no se sienta agredida por una ética y una estética manifiestamente mejorables. ¿No les parece?

Si además, nos consta que los protagonistas pueden hacerlo bien, con respeto, simpatía y hasta con humor, no entiendo las razones para crispar y enrarecer el ambiente creando un clima de confrontación que ninguna persona sensata puede aprobar. ¿Quién sale  ganando con la exhibición de malos modos y situaciones límite? ¿Es pecado usar la cordialidad, el estilo y el buen humor? ¿Es que si no hay bronca, descalificaciones y ofensas no hay audiencia? No me lo creo.

¿Es que no hay más tema que la rivalidad Madrid-Barça?

¿ Es que, por muchos temas que se anuncien en el sumario, al final se tiene que acabar, por el artículo 21, con la  pugna Ronaldo-Messi?

Y, para más asegurar las broncas y la controversia, se escogen, para  el espectáculo, periodistas acreditados como acérrimos hinchas de uno y otro equipo.

La discusión está servida. Da igual el tema que se elija.

¿Acaso piensan los productores de esos programas que se compra más la bronca y el insulto que la educación y la corrección? ¿Están seguros de ello? ¿Alguien cree que a los oyentes no les molesta intentar oír bien, entender lo que dicen y quién lo dice, pero  no poder hacerlo por la cantidad de voces que se montan y entrecruzan?.

Pues sí señor. Molestan, claro que molestan. Y lógicamente, la reacción inmediata será cambiar de canal o de emisora. Porque, cuando el oyente o espectador tiene claro que lo que importa a los componentes de la tertulia es pasarlo bien, divertirse, pero olvidando a la audiencia,  la reacción más lógica  es que la audiencia les dé la espalda.

Todos los tertulianos que he podido ver y escuchar, tienen más que suficiente equipaje  cultural adquirido para mantener un debate interesante. También tienen  la necesaria educación para sostener el intercambio de opiniones dentro de un ambiente cordial y de  buenas maneras. Yo por lo menos, así lo creo y tengo razones sobradas para creerlo.

¿O será que quieren llevar a la esfera deportiva los hábitos y las pautas de los programas llamados del “corazón”?

No sé hasta qué punto “su majestad, la audiencia” así lo demanda. No lo sé, de verdad, pero me  resulta sospechosa esa fe ciega en la demoscopia.

Carlos Velasco                                                     8-Julio-2012

One Comment

  1. Tienes razón, ya no se disfruta con una conversación amena, donde el escuchar y aprender es un goce, no. Ahora se llevan las emociones fuertes, de esas que te ponen en el disparadero y sacan lo peor de tí. No se entiende, pero debe haber más gente de ese estilo. Lástima.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *